Image
Image
Image
Image
Thumb
Image
Image
Image
Image

Texto
Martin Bellemare

Traducción
Cecilia Iris Fasola

Dirección
Marie-Eve Huot

Asistencia de dirección
Marie-Claude D’Orazio

Dicción española
Paola Huitrón

Reparto de la creación

En francés
Maude Desrosiers, Philippe Robert, and Joachim Tanguay

En español
Maude Desrosiers, Philippe Racine, and Philippe Robert

También del reparto en francés
Philippe Racine

Escenografía 
Patrice Charbonneau-Brunelle

Luces
Dominique Gagnon

Música
Larsen Lupin

Vestuario 
Elen Ewing

Asesoría de dramaturgia y sombras
Dinaïg Stall

Dirección técnica y regia de escena
Nicolas Fortin

Dirección de iluminación y de sonido
Marie-Claude D’Orazio

Una creación del Théâtre Ébouriffé
en colaboración con Le Carrousel, compañía de teatro / productor delegado
y en residencia en el Théâtre de la Ville (Longueuil).

En un universo en el que las cosas con frecuencia van de a dos, a ELLA le falta una mano, a ÉL, un pie. Con tanta magia como rapidez, ellos restablecen la situación: ¡Y helos aquí: ÉL con dos pies, ELLA con dos manos! ¿Están jugando? ¿Imaginando? Como sea, fue “diciendo y haciendo”: inventaron una fábrica de pies y de manos. Los primeros visitantes van llegando: una OÍDOS SORDOS, una MUJER SIN NARIZ, un HOMBRE NORMAL que quiere hacer provisiones…, un PIE ZAMBO y, por último, un HOMBRE SIN BRAZOS. ELLA y ÉL contemplan la posibilidad de ir adaptando su fábrica a la situación. A cambio de sus buenos servicios, ELLA y ÉL reciben… flores. ¡Sí! Flores,  por dentro…

Niños de 6 años y más

 

Un espectáculo… y una exposición

Los niños que asisten a la función también recorren una exposición de fotografías que pone de relieve los temas de Con las manos y los pies. Con esta primera incursión en el mundo de la fotografía, Marie-Eve Huot intenta poner a los niños en contacto con la estética y con diferentes lenguajes artísticos, permitiéndoles descubrir cómo una misma temática puede originar diversos objetos artísticos.

Es el cineasta y fotógrafo Nicolas Lévesque (In guns we trust) quien hizo la exposición fotográfica original. Retrató diferentes personas que vio viajando por su región natal, Saguenay-Lac-Saint-Jean. Fotógrafo humanista, recorrió pueblos, aldeas y bosques, buscando rostros, siluetas y cuerpos variados, diferentes, únicos. La exposición y el espectáculo dialogan. La directora espera que ese recorrido artístico hará surgir en los niños una cierta vitalidad, una búsqueda de sentido, un deseo de explicar un mundo a menudo confuso.

La exposición Con las manos y los pies fue recompensada con uno de los Grands Prix en la categoría Fotografía, en el concurso « Lux 2017, las 100 imágenes  del año en Quebec ».

 

 
«[…] la nueva producción del Théâtre Ébouriffé, titulada Con las manos y los pies posee las cualidades necesarias como para seducir a los niños de seis a doce años y a los adultos. […] Desde el principio hasta el final, el público reacciona abundantemente frente a los giros de la obra. Porque Con las manos y los pies toca una cuerda sensible en el espectador.»
Olivier Dumas, montheatre.qc.ca
«[…] Con las manos y los pies […] es esa categoría de obra que, en principio, se dirige a los niños de 6 a 12 años, pero que termina teniendo eco en los adultos. Todo el arte de esta escritura y de esta puesta en escena se sitúa en la sobriedad, en el arte de hablar de algo sin verdaderamente hablar de ello. El texto de Martin Bellemare es sutil, y gracioso y grave a la vez. […] Lo que resulta en un espectáculo que atrapa desde el comienzo hasta el final y que ignora la pedagogía, a veces un poco pesada, que suele afectar el teatro para niños.»
Marie-Claire Girard, Huffington Post
«Durante 40 minutos, los personajes desfilan, los miembros aparecen y las voces surgen. Hay ese ballet soberbio de manos y sus escarceos en la luz. Luego esos intercambios asombrosos entre una Sorda oreja, una Mujer sin nariz y un Pie zambo. Hay que ver a los actores haciendo que, con la ayuda de la luz, dialoguen las distintas partes de su cuerpo. Lúdicos, imaginativos, usando hábilmente sombras chinescas y una cinta sonora salpicada de ruidos intrigantes, los breves cuadros de la obra son tan simples como eficaces. […] cuando llega el Hombre sin brazos, el espectáculo, llevado por el imaginario y la poesía de Martin Bellemare, toma un giro más grave, abordando la cuestión de la exclusión social.»
Christian Saint-Pierre, Revue Jeu

Documents à télécharger


Photos: Marc-Antoine Zouéki

Dossier de presentation